El huevo, un producto de gran importancia

El huevo, un producto de gran importancia

El huevo, además de ser el ingrediente estrella de recetas deliciosas, es un alimento con alto contenido nutritivo; uno de los más completos, de hecho. Está presente en la cultura culinaria mundial, ya que su precio es asequible en la mayoría de países mientras que proporciona alta calidad nutritiva. De este modo, su consumo, y por tanto su producción, van aumentando progresivamente a lo largo de los años, habiéndose producido más de 72 millones de toneladas ya en el año 2016.

A pesar de su fama por el alto porcentaje en colesterol, su contenido en calorías es moderado y tiene un beneficioso perfil de ácidos grasos. La clara del huevo nos proporciona proteína de buena calidad y altamente digestible, con un perfil de aminoácidos esenciales equilibrado. La yema tiene un contenido de lo más variado: es rica en grasa y colesterol, con alta proporción de proteína, micro-minerales de fácil absorción y vitaminas liposolubles.

Un huevo nos proporciona entre un 7 y un 40% de la cantidad diaria recomendada de casi todas las vitaminas necesarias para el buen funcionamiento del organismo, pudiendo destacar la colina, ácido fólico y vitaminas B12, D y A. También contiene micro-minerales de gran importancia para la salud, como el zinc, el selenio (importante contra el estrés oxidativo), el yodo y el hierro. Además, los huevos aportan compuestos con un papel más allá del nutricional, como antioxidantes, antihipertensivos o inmunomoduladores, entre otros.

Al ser el huevo un producto de gran importancia para la alimentación mundial, su producción debe ser cuidadosa y debe mejorarse cada día para obtener huevos de más calidad y un mejor rendimiento en la puesta, donde influyen mucho la nutrición y el manejo de las gallinas ponedoras.

Los aportes de la dieta de una ponedora nunca deben ser deficientes, ya que esto limitaría la producción o la calidad del huevo, además de repercutir en la salud del ave. El calcio, el fósforo y la vitamina D3 son componentes imprescindibles para una buena formación de la cáscara. De igual manera, se necesitan minerales como el manganeso, el zinc y el cobre que ayudan a la formación de membranas del huevo.

La salud del ave es primordial para que su rendimiento sea óptimo, por tanto, deben prevenirse enfermedades y procesos de estrés, así como desequilibrios intestinales e intoxicaciones.

En dex ibérica, tenemos en cuenta todos estos detalles, poniendo a disposición de nuestros clientes, productos y aditivos nutricionales para prevenir estos peligros.

Diseñamos cuidadosamente premezclas nutricionales hechas a medida, teniendo en cuenta las necesidades individuales de cada caso, para que las aves nunca padezcan deficiencias. También nos ocupamos de que los animales gocen de una buena integridad intestinal; nuestros productos innovadores a base de ácidos orgánicos y aceites esenciales protegen la barrera intestinal del animal frente agentes patógenos, consiguiendo una mejor absorción de los nutrientes. Tampoco nos olvidamos de las micotoxinas, un peligro común y muy presente en las granjas y que hay que combatir y prevenir con el uso de adsorbentes de amplio espectro de adsorción.

El uso de aditivos, junto con un buen manejo, ayuda a menguar la aparición de trastornos y a mejorar la salud general del animal, incrementando su rendimiento y consiguiendo productos de mayor calidad. Por esta razón, en dex ibérica ofrecemos un catálogo de productos muy estudiados, pensados para cada animal, ocasión y cliente.