Contaminación por hongos y bacterias: una amenaza evitable

Contaminación por hongos y bacterias: una amenaza evitable

La contaminación por hongos y bacterias de materias primas y alimentos es un factor de riesgo para la salud de los animales y una seria amenaza para la productividad de cualquier explotación, por lo que eliminar su presencia en el alimento y en la cadena de almacenaje y distribución se convierte en un objetivo prioritario para el cual es imprescindible la aplicación de un tratamiento antifúngico y antibacteriano seguro y eficaz.

Durante la producción, la recolección, el transporte, el almacenaje y la distribución de materias primas y alimentos, éstos están expuestos a la contaminación por hongos, bacterias y otros agentes biológicos. Factores como son las temperaturas elevadas, la humedad, la presencia de oxígeno, el tiempo de almacenamiento, el propio estado físico de los alimentos, o el uso de maquinaria e instalaciones contaminadas, pueden favorecer el desarrollo de hongos y bacterias en todo tipo de alimentos.

La presencia de hongos y bacterias conlleva una serie de problemas que pueden afectar gravemente la salud de los animales y comprometer la productividad de las explotaciones ganaderas.

Problemas derivados de la contaminación por hongos y bacterias

Problemas sanitarios
• Enfermedades micóticas
• Enfermedades causadas por micotoxinas
• Fermentación del alimento e implantación de bacterias
• Toxinfección e intoxicación alimentaria (salmonelosis, …)

Problemas nutricionales
• Pérdida de nutrientes
• Mala conservación de los alimentos
• Empeoramiento del sabor y el olor por el enmohecimiento

Problemas industriales
• Pérdidas por la degradación física del alimento y la formación de polvo
• Riesgo de problemas o accidentes durante la manipulación del alimento en las fábricas debidos a la formación de polvo.

Un buen tratamiento antifúngico deberá asegurar que el alimento conserva sus propiedades nutritivas, así como su aroma y su sabor, y garantizar que está libre de sustancias que puedan afectar la salud o el rendimiento de los animales. Además, deberá ser eficaz tanto para descontaminar alimentos ya contaminados, como para asegurar una protección prolongada frente a otras posibles contaminaciones.


Haz click abajo para ver el catálogo de: